Propuesta para la unificación de esfuerzos de las Universidades Españolas en temas de software libre

Salamanca, 27 Marzo de 2005 Ghe Rivero ghe@upsa.es

Esta obra esta bajo una licencia Reconocimiento-CompartirIgual de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/ o envie una carta a Creative Commons, 559 Nathan Abbott Way, Stanford, California 94305, USA.

Situación actual

Linux nació en una Universidad. Ésto se debe principalmente al carácter educador y de libertad que promueve. A día de hoy, una gran cantidad de Universidades españolas están empezando a migrar hacia soluciones basadas en software libre, y otras, incluso van más allá, y lo incluyen como una obligación en los estatutos de ésta e incluso cuentan con un plan específico para llevarlo a cabo.

Si bien cada universidad lo utilizado o tienen pensado utilizarlo de una manera específica, prácticamente todas parten de una misma base común: Una distribución, más o menos modificada y adaptada a las necesidades del personal de la Universidad: tanto pas como profesorado y alumnos. Cabe destacar que, la creación de una distribución propia, no es sólo patrimonio de las universidades, sino que una gran cantidad de comunidades autónomas están siguiendo el mismo camino que inauguró en su día Extremadura.

En base a esa distribución, se desarrollo una gran parte del trabajo, como su propia creación, formación del personal que la va a usar así como la creación de todo el material que se va a usar en los cursos de formación, manuales de uso… Cada una de las partes realiza una gran cantidad de tareas de manera independiente, sin apenas comunicación entre ellas.

Así pues, nos encontramos en un panorama en el que:

  • Prácticamente todas las distribuciones se basan tanto en Debian como en derivadas de ésta (Ubuntu) tanto en universidades como en las diferentes comunidades autónomas. Podría llegar incluso a decirse que España es el país de Debian sin lugar a dudas, como todas las ventajas e inconvenientes que ello conlleva.
  • Existe una gran diversificación entre todas las entidades. Si bien todas tienen la misma base, todas lo adaptan a las necesidades específicas de una forma diferente, creando una gran sensación de heterogeneidad.

Y sus respectivos problemas:

Debian

  • A día de hoy, la versión estable de Debian se encuentra demasiado desactualizada, como para poder utilizarse como tal. Debido a ello, las opciones que se están tomando son basarse en alguna derivada de Debian, (Ubuntu ha sido escogida por la Junta de Andalucía, Castilla-La Mancha y la oficina del software libre de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), como utilizar la versión de testing, Sarge, con lo que nos encontramos otro gran problema, como son la estabilización del software y el mantenimiento de los parches de seguridad y correción de errores, ya que Debian, al tratarse de una versión en pruebas y con cambios continuos se desentiende de los fallos de seguridad.
  • Aparte de encontrarse muy desactualizada, tiene una gran cantidad de software (cerca de 8000 en la versión actual, y más de 14000 en la venidera) que se hace inmanejable por el personal de cada una de las universidades.

Diversificación

  • Cada distribución debe de seleccionar, preparar, gestionar aquel software que desea incluir y en el mejor de los casos diferencia entre el público al que va a ir destinada, si bien, dentro de todas las universidades nos encontramos con tres tipos de personal principalmente: PAS, profesorado y alumnos, los cuales tienen siempre las mismas necesidades independientemente de la Universidad en la que estén.
  • Para poder llevar a buen puerto las distribuciones, hacen falta unas infraestructuras tanto para la descarga del software, como para poder gestionar y llevar un control de todos los bugs que se se van encontrando y hace falta solventar. Igualmente, el tema del soporte debe de estar especialmente cuidado, dado que si algo no funciona como debería o surge alguna duda, y la universidad no ofrece respuesta alguna, sólo repercute en una imagen negativa de la misma. Al estar todas basadas en Debian, los errores que puedan tener son comunes en más del 90%, pero sin embargo, no existe un lugar común donde ver la resolución de los mismos independientemente de la Universidad en la que nos encontremos.
  • Igualmente, no todo el mundo nace aprendido, y hace falta preparar cursos, material docente, guías de aprendizaje para que los usuarios se vayan familiarizándose con el nuevo sistema. El hecho de tener unas versiones tan diversificadas, hace que las guías no se puedan compartir en su mayoría entre las diferentes universidad, encontrándonos con una gran cantidad de material que siempre cuenta lo mismo una y otra vez.
  • Y el principal problema de la diversificación, y que más preocupación le crea al usuario final, es la sensación que todo aquello que aprende sólo le vaya a ser útil dentro de la misma universidad, pues no se da cuenta, y tampoco se lo solemos hacer saber, que aunque en apariencia sea distinta, internamente comparten una misma base, aunque adecuada según los criterios de cada uno.

Finalmente, aunque no menos importante, nos encontramos con que existe otro gran núcleo de Universidades, que no se atreven a dar el paso, por diferentes motivos que suelen ser el desconocimiento, la desconfianza o principalmente, la falta de recursos para llevar todo ésto a cabo.

Como hemos visto todas las Universidades realizan una y otra vez las mismas tareas, usando los mismo medios y buscando la misma finalidad, pero en ningún momento usan el principio fundamental en el cual se basa el software libre: la comunidad con todo lo que ello implica como la compartición de conocimiento, la complementación, la reutilización.

Propuesta

Dada esta situación, llega un momento en el que cabe parar y ponerse a pensar sin gran parte de todo ese trabajo no se podría reutilizar por otras universidades y dedicar los esfuerzos a aquellas áreas en las que menos trabajo se suele dedicar.

Todos los cambios, se quiera o no, suelen ser difíciles de llevar a cabo en un principio, dar lugar a cabo a diferentes discusiones y tener más o menos ventajas o inconvenientes. Es algo que tenemos asumido y sabemos que vamos a tener que lidiar con ello, pero creemos que las mejoras obtenidas, tanto a nivel personal como en general, lo hacen una opción deseable e incluso necesario debido al tamaño que está cogiendo esta gran bola de nieve como es el software libre.

Sistema base común

Como punto de partida, y dado que prácticamente todo el trabajo se basa en ello, se considera necesario “fijar” una base común sobre la cual deberían basarse todas las Universidades. Esta base debe de ser lo suficientemente genércia, para que todas las necesidades pueden apilarse sobre ella, pero lo suficientemente amplia, para que recoja prácticamente la totalidad de las necesidades comunes entre todas la universidades. Éste es sin lugar a dudas el punto más crítico y en el que se basa todo el desarrollo posterior, tanto de la prouesta como de la distribución propia, por lo que debe de ponerse especial interés en él y tratar de dar cabida a todas las opciones y opiniones aportadas, siempre que sean viables.

Infraestructuras

Gestionar todo el software, bugs, temas de soporte de una manera centralizada nos ahorrá una gran cantidad de horas de trabajo y nos permitirá tener un control centralizado de todos los fallos, mejoras que se puedan ir añadiendo sin tener que andar buscándolo entre las distintas interfaces o medios que se nos ofrecen hoy. Igualmente, se mejoraría uno de los puntos más criticos y a la vez más descuidados como son el mantenimiento de las distribuciones, ya que como hemos visto, es la que más esfuerzo requiere, dado que no nos vamos a encontrar con nada hecho.

Capacidad de adaptación

Si bien el sistema base debe ser los suficientemente genérico y amplio, simpre va a haber puntos en los que cada Universidad tenga sus necesidades específicas y quiera integrarlas dentro de su propia distribución. Estas modificiones pueden ser tanto como software específico, a adaptaciones de los logos a utilizar para que pueda aparecer el nombre de la Universidad. Junto a la infraestructura creada, se debe de facilitar dichas modificaciones, así como poder llevar un control de las diferentes modificaciones que tiene cada distribución para que puedan ser incorporadas al sistema base común si es posible, o que simplemente otras Universidades puedan hacer uso de de ellas.

Reutilización de material de formación, manuales

Usando un sistema base común, las guías, manuales, podrían generalizarse y usarse indiferentemente en cualquier ambiente, facilitándo así la mejora de las mimas como la creación de nuevos manuales, al encontrarnos ya escritos gran parte de aquello que necesitemos.

Basándonos en estos sencillos puntos nos podemos encontrar con una situación en la que el software libre se introduzca definitivamente en las Universidades y se cree una comunidad universitaria lo suficientemente amplia que ayude en el desarrollo del mismo.

Ventajas

  • Se reforzaría uno de los puntos más críticos y que más trabajo da hoy en día como son la continuidad de las distribuciones así como su mantenimiento. Cabe decir que éste es de los puntos más olvidados a día de hoy por casi todas las Universidades.
  • Existiría una compatibilidad absoluta entre las versiones de las diferentes universidades pudiendo compartir el desarrollo de las mismas.
  • En ningún momento la Universidad renuncia a tener su versión totalmente personalizada y adaptada a sus necesidades.
  • Se facilitaría que aquellas Universidades/Comunidades con menos recursos pudiesen beneficiarse del desarrollo común y que en un futuro llegaran incluso a cooperar en el mismo
  • Desaparecería la sensación, principalmente por parte de los estudiantes, de que lo utilizado y aprendido es inútil fuera de su propia Universidad.
  • Una vez que todo estuviera en marcha, implicaría menos trabajo por parte de todos los integrantes dada la división de trabajo que se realizaría.
  • Reutilización de material de cursos, manuales, guías de uso…
  • Sistema común para la gestión de errores y mejoras, que implicarían que la solución fuese aprovechada automáticamente por todas las universidades.
  • Creación de una comunidad más amplia de usuarios comunes, permitinedoasí una realimentación por parte de los usuarios con ideas, mejoras, desarrollo adaptado…
  • Al disponer de un sistema base común entre las universidades, facilitaría enormemente el desarrollo común de proyectos entre las mismas, o incluso, si se da el caso, la reutilización del software entre Universidades (haya o no un acuerdo económico entre ellas)
  • Facilidad para futuras actualizaciones, al no estar cambiando el sistema base, como ocurre actualmente en algunas universidades.

Inconvenientes

  • Existiría un periodo de tiempo inicial en el que se tardaría en poner en marcha el proyecto, dado que habría que preparar el sistema, llevar a cabo las discusiones sobre qué se hace en concreto, como se hace…
  • ¿Dónde se centralizarían los recursos? ¿Quién daría dichos recursos?
  • Diferentes cargas de trabajo, sensación de estar llevando todo el peso y el resto estar aprovechándose de ello.
  • Pérdida del control absoluto sobre el sistema base, el camino que éste debe seguir, cómo debe de estar implementado…
  • Pérdida de sensación de ser un desarrollo propio e interno.
 
  wiki_crue/propuesta_para_unificacion_de_esfuerzos.txt · Última modificación: 25/05/2005 12:35 by 155.54.66.73 (juanjova)